Leche de soja

Leche de soja

Hacer tu mismo la leche de soja es muy fácil, y sirve para muchísimas cosas. En pocos minutos tendrás la leche lista, y también obtendrás la okara (el bagazo o resto) con lo que podrás hacer muchas otras preparaciones como medallones, albóndigas y hasta budines.

La leche de soja es una de las mejores alternativas vegetales a la leche de vaca, porque su textura es una de las más parecidas. La que vamos a enseñarte a preparar aquí, es mucho más rica que la envasada y aunque requiere más tiempo de preparación que otras leches vegetales, es muy fácil de preparar.

Ingredientes

  • Habas (porotos) de soja amarilla
  • Agua

Utensilios

Preparación

  • Pon 250g de habas en remojo la noche anterior (a al menos 8 horas).
  • Escurre el agua del remojo y licúa las habas con 750cm3 de agua limpia.
  • Cuela el licuado con un colador de malla fina o con una tela.
  • El bagazo, es el resto que queda en el colador. Guárdalo en el refrigerador porque vas a utilizarlo para muchas otras preparaciones

  • Coloca la leche en una olla y añade 250cm3 de agua
  • Lleva a fuego máximo hasta que hierva
  • Cuando hierva retira la espuma y cocina a fuego medio durante 20 minutos, removiendo de vez en cuanto y retirando la espuma que pueda aparecer arriba.
  • Deja enfriar

El resultado será tu leche de soja casera sin saborizar, ideal para cocinar.

Datos y consejos

  • Hay varios tipos de habas (porotos) de soja. Lo ideal es que utilices los amarillos.
  • Dependerá de la cantidad de agua que agregues cuan concentrada quede tu leche.
  • Si lo deseas puedes endulzar la leche, por ejemplo, para comer tus cereales. Pero ten en cuenta que la leche dulce, no siempre servirá para cocinar otras cosas.
  • También puedes saborizarla agregándole unas gotitas de vainilla, cacao en polvo o canela. También están los que la prefieren con una pizca de sal.
  • Otra alternativa es endulzara al momento de licuar las habas agregando algunos dátiles, por ejemplo.
  • Esta leche suele durar hasta 5 días en la nevera, incluso más. Si la ves bien, huele bien y al probarla tiene buen gusto, es porque está bien. Cuanto más hermético el recipiente donde la guardes, más durará.
  • No es recomendable congelar esta leche porque pierde algo de sabor y textura, pero si has hecho demasiada y quieres conservarla congelada, puedes hacerlo hasta 6 meses. Si luego la usas para cocinar, puede que ni lo notes.

¿Por qué guardamos los restos?

El bagazo de soja, que son los restos que quedan en el colador luego de filtrar la leche, se denomina Okara y es muy útil como ingrediente para muchas preparaciones.

Con la Okara puedes hacer muchas cosas saladas y también dulces: hamburguesas, albóndigas, croquetas, panecillos, budines, milanesas, medallones, queso de okara, etc. Y muchas de estas recetas las puedes encontrar aquí

Consejo: Como la soja es una legumbre, no puede comerse cruda. Es por esto que si vas a utilizar la okara, puede facilitarte las cosas hervir las habas de soja antes de pasarlas por la licuadora. Entonces vas a poder usar la okara sin problemas en preparaciones que no requieran cocción o sea muy corta, como patés o quesos vegetales. Para panificados, por ejemplo, es indistinto..

Haz click en el ícono de la red social que más te guste y síguenos, para enterarte cuando publiquemos otras preparaciones.


7 thoughts on “Leche de soja”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *