Seitán a la crema de verdeo

Seitán a la crema de verdeo

Se podría decir que esta es la versión vegana de las mollejas al verdeo, pero para estar seguro, vas a tener que probarlo.

Ingredientes

  • Seitán
  • Ajo
  • 100g de cebolla blanca
  • 100g de cebolla de verdeo
  • Vino blanco dulce
  • Leche de soja
  • Pimienta negra
  • 2 cditas de fécula de maíz o de mandioca

Utensilios

  • Sartén

Preparación

Esta receta es muy similar a la de los bifecitos de seitán al verdeo, con la diferencia que en esta oportunidad, espesaremos la salsa para cambiarle la textura.

  • Lava bien las verduras
  • Corta la cebolla en trozos pequeños
  • Corta las cebollas de verdeo en rodajas finas
  • Corta el seitán en trozos, del tamaño que prefieras los bifes. Te recomiendo que no los hagas mas gruesos de 2cm para no dificultar la cocción.
  • Recuerda que puedes encontrar la receta para preparar tu seitán en este enlace: Seitán casero.
  • En una taza coloca 100ml de leche de soja o cualquier otra leche vegetal que no sea dulce.
  • Disuelve en la leche las dos cucharaditas de fécula y reserva. Si entibias la leche, disolver la fécula será mas fácil.
  • Pon un chorro de aceite de oliva a calentar a fuego alto en el sartén
  • Cuando el aceite esté caliente añade el ajo
  • Cuando el ajo esté dorado, añade la cebolla y la cebolla de verdeo.
  • Remueve de vez en cuando para que las cebollas no se adhieran al sartén
  • Añade un chorrito de vino blanco, la pimienta negra y la sal.
  • Cuando la cebolla esté transparente, coloca los bifes de seitán en el sartén de lado para que toquen el fondo del sartén con la mayor superficie posible, como en la imagen de abajo.
  • Cuando veas que se han cocido a tu gusto del lado, dalos vuelta para cocinarlos del otro lado.
  • Retira el seitán del sartén, sin retirar la mezcla de cebollas
  • Baja el fuego al mínimo y añade la leche con la fécula que has reservado
  • Remueve hasta conseguir una mezcla espesa, con consistencia cremosa
  • Vuelve a colocar el seitán en el sartén que ahora tiene la salsa
  • Cuando el seitán recupere la temperatura adecuada, retira y sirve
  • Puedes acompañarlo con lo que más te guste. En este caso lo hice con unas cebollas asadas.

Haz click en el ícono de la red social que más te guste y síguenos, para enterarte cuando publiquemos otras preparaciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *