Focaccia Ligure

Focaccia Ligure

Típica de la cocina de Liguria la focaccia es un pan plano, pulido con aceite, rico en sal y con característicos agujeros en la superficie.

La peculiaridad de la focaccia genovesa (Liguria), que la distingue de la focaccia clásica , es que antes de la última levadura se cubre con una salmuera compuesta por abundante agua, sal y aceite de oliva virgen extra. Esta emulsión le da un delicioso color dorado y la hace particularmente sabrosa, crocante por fuera y tierna en el interior.

En Liguria, la tradición dice que la Focaccia alla Genovese también se come en el desayuno. Pero este pan plano, de no más de dos centímetros de alto, puede disfrutarse en cualquier momento del día, para el almuerzo, merienda o la cena. Hay versiones que le agregan cebolla, otras tomates y las más variadas combinaciones. Esta que preparamos hoy, es la tradicional aromatizada solo con romero.

También es muy rica para preparar bocadillos.

Ingredientes

  • 250g de harina de fuerza (de trigo)
  • 10g de levadura fresca de panadería (3g si es seca)
  • 1 cdita de Azúcar
  • 3/4 cda de Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • un poco más de AOVE para aceitar la masa, más para la salmuera y un poco más para pintar la focaccia al final.
  • 160g de agua tibia
  • 1/2 cdita de sal para la masa
  • 1 cda de sal para la salmuera
  • una pizca de sal gorda
  • 1 cdita de romero (opcional)

Utensilios

  • Cuenco (opcional)
  • Molde o bandeja para hornear
  • Rejilla de enfriado (opcional)

Preparación

  • Disolver la levadura y el azúcar en el agua
  • Agregar la 3/4 cda de aceite de oliva y mezclar
  • Espera 10 minutos para que se active la levadura. Cuando esté lista, notarás unas burbujas en la superficie.
  • Coloca la harina de forma de dejar un hueco en el centro
  • Vierte allí la mezcla de líquida de levadura, agua y aceite de oliva.
  • mezcla, haz un bollo y deja reposar 10 minutos tapándolo con un paño húmedo.
  • Luego de transcurridos los 10 minutos, amasa durante 12 (no menos de 10) minutos. Hasta que la masa se vuelva elástica y no se pegue en tus manos.
  • Para poder trabajar más facilmente, antes del amasado espolvorea un poco de harina en la mesa y también ponte un poco de harina en las manos.
  • Durante en amasado ve incorporando la sal. Y si vas a aromatizar la focaccia con romero u otra hierva, este es el momento de agregarla.
  • Cuando termines de amasar, haz un bollo y ponla a levar durante no menos de una hora tapada con un paño húmedo para evitar que se seque con el aire.
  • Debes ponerla a levar en un ambiente cálido, que no este frío. entre 27C y 32C centígrados es lo ideal. Si el ambiente está más frío no hay problemas, pero tardará mas en levar. La masa debe, al menos, duplicar su tamaño.
  • Esparce una cantidad abundante de aceite de oliva sobre el molde
  • Coloca allí la masa y estírala con las manos. Asegúrate de que la masa cubra toda la bandeja y llegue hasta todos los bordes.
  • Da vuelta la masa, para asegurarte de que quede aceitada de ambos lados y vuelve a estirar. Si es necesario, agrega mas aceite.
  • Tapa nuevamente con el paño húmedo y deja fermentar por al menos una hora. Esta vez presta atención de que el paño no haga contacto con la masa.
  • Prepara una sal muera disolviendo sal en agua. Puedes agregarle también un poco de aceite de oliva, si lo haces, agita para que emulsione.
  • Trancurrido el tiempo de fermentación, con tus dedos hunde la masa haciendo los huecos característicos de la focaccia.
  • Rellena los huecos con la salmuera y deja fermentar 30 minutos más. No te pases de los 40 minutos para evitar que se cierren los huecos. No tengas miedo en agregar la salmuera, nunca es poca. Lo que abunda, no daña 🙂
  • Mientras fermenta, precalienta el horno a 250C
  • Hornea durante 5 minutos en el piso del horno, luego sube la bandeja al centro y hornea entre 15 y 20 minutos más (dependiendo del horno) o hasta que se dore la masa, lo que ocurra primero.
  • Luego de hornearla, cuándo aún esta caliente, píntala con aceite de oliva.
  • Esparce una pizca de sal gorda en la superficie
  • Si lo deseas puedes esparcir también alguna hierva aromática. Yo en este caso lo hice con romero.
  • Ahora, sácala del molde y deja enfriar. Es recomendable que se enfrié en una rejilla para evitar que se humedezca.

Haz click en el ícono de la red social que más te guste y síguenos, para enterarte cuando publiquemos otras preparaciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.