Figacitas de Manteca

Figacitas de Manteca

Son Ideales para sándwiches. Estas figacitas hacen que ningún bocadillo falle, le pongas lo que le pongas.

Esta es la receta para preparar las clásicas figacitas en casa. Son ideales para preparar sándwiches de embutidos, carne o lo que quieras.

Ingredientes

  • 500g de harina de fuerza
  • 15g de Azúcar
  • 15g de sal
  • 25g de levadura fresca (10g si es seca)
  • 50g de manteca/mantequilla
  • 250ml de agua
  • 1 cda. de extracto de malta o de miel

Utensilios

  • Cuenco
  • Palo de amasar
  • Fuente pata hornear

Preparación

  • Disuelve el azúcar en el agua
  • Desgrana la levadura y agrégala en el agua azucarada, disuélvela y espera unos 10 minutos a que la levadura se active. Te darás cuenta cuando veas aparecer algunas burbujas.
  • Mientras esperas, coloca la harina en el cuenco y esparce la sal.
  • Añade la manteca. Te recomiendo cortarla en pequeños dados. Hay quienes recomiendan añadir la manteca en un paso anterior, luego del primer descanso. En mi opinión eso es necesario cuando la proporción de manteca es mucho mayor que en esta preparación y puede hacer que la levadura no logre levar o demore más. Este no es el caso.
  • Añade la cucharada de extracto de malta o de miel.
  • Añade el agua con la levadura y mezcla hasta mojar toda la harina.
  • Retira del cuenco y amasa unos 5 minutos. El amasado debe ser fuerte al principio, estirando la masa, luego mas suave hasta que la masa este lisa y se pueda formar un bollo.
  • Deja descansar el bollo unos 15/20 minutos tapado con el mismo cuenco o con una tela húmeda . Este descanso no es para que la masa leve sino para relajar el gluten y que no ofrezca resistencia en el próximo amasado.
  • Ahora, con ayuda del palo de amasar, estira la masa hasta que tenga 1cm de espesor. Este es el espesor que me gusta a mi porque quedarán con bastante miga esponjosa, pero hay quienes lo hacen de 1/2cm.
  • Doblar la masa a la mitad (como un libro) y volver a estirar hasta volver a 1cm de espesor (o 1/2cm, como más te guste)
  • Enmanteca la fuente para hornear.
  • Corta la masa en círculos de unos 6/7cm de diámetro. Si no tienes un molde o un cortapasta, puedes hacerlo con un vaso, un taza o hasta a mano con un cuchillo o una cuchara. A mi también me gustan cuadradas y son más fáciles de cortar a cuchillo.
  • Coloca la masa cortada en la fuente enmantecada. Los panes tienen que estar muy cerca uno de otros pero sin tocarse, así al leudar entrarán en contacto y esto evitará que se sequen durante el horneado. 1cm es una buena distancia.
  • Una vez ubicados los discos (o los cuadrados) píntalos con manteca derretida.
  • Déjalos leudar unos 40 minutos.
  • Precalienta el horno a 190 grados.
  • Hornea durante 12 minutos, o hasta que veas que los panes comienzan a tomar color. Dependerá de tu horno pero no deberían ser más de 15 minutos.
  • Retira del horno y deja enfriar. Lo ideal es que se enfríen en una rejilla.
  • Tus figacitas ya están listas para preparar los mejores bocadillos.

Haz click en el ícono de la red social que más te guste y síguenos, para enterarte cuando publiquemos otras preparaciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.